Te escribo

Te escribo

¡Hola, viajeros! Sé que ha pasado muchísimo tiempo sin escaparme a Radhuk. No obstante, ha sido por una buena razón y os la quiero contar: Desde enero estoy escribiendo una historia ajena al blog. ¡Nada más y nada menos que el borrador de una novela! Me he dedicado casi por entero a ello y, aunque todavía tengo bastante camino por delante, estoy muy ilusionada con el proyecto. Me lo tomo calma, eso sí, sin prisa pero sin pausa, pues, a fin de cuentas, ya sabéis que el trabajo ocupa gran parte de mi tiempo. ¡Ojalá un día pueda dedicarme por entero a escribir! Sin embargo, mientras ese momento llega (espero que lo haga en un futuro), tengo que organizarme bien para optimizar mis horas libres.

En cualquier caso, echaba de menos Crónicas de Radhuk, cómo no, y he querido regresar con un brevísimo texto que me recuerda a los inicios del blog, cuando hablábamos de una manera un tanto críptica del amor descarnado y perdido. ¿Os acordáis? ¡Es que este rinconcito literario ya tiene algunos años!

No es el único relato que he redactado estos días. Tengo en mi carpeta de Borradores varios más a medio escribir y los iré publicando poquito a poco. Además, tal y como hiciera con El Guerrero a la Sombra del Cerezo, os adelanto que estoy preparando una nueva vídeo-reseña sobre los dos primeros libros de la saga de The Witcher: El Último Deseo y La Espada del Destino, así que hay Crónicas de Radhuk para rato.

Espero de corazón que os encontréis bien. Esta pandemia nos ha pasado factura a todos, pero estoy convencida de que pronto saldremos de esta. No nos descuidemos, estamos en la recta final.

¡Feliz lectura!

LEER MÁS

Te quise ver

Te quise ver

¡Hola, viajeros! Paso fugazmente por Radhuk para dejaros el relato que tenéis a continuación (¡que espero que os guste mucho!). 🙂

A modo de curiosidad, os cuento que este mes de noviembre, extraño y gris como también lo es este 2020, hay activo un reto literario llamado #NaNoWriMo que no para de circular por redes sociales. Su nombre procede de National Novel Writing Month y surge en San Francisco, Estados Unidos. Consiste en escribir una novela corta, de al menos 50.000 palabras (unas 67 páginas), en el mes de noviembre y desde hace 20 años suma participantes a lo largo y ancho de todo el mundo. No hay un premio físico a la hora de cumplir el desafío, sino que se trata de ponerse a prueba a nivel personal y, quién sabe, tal vez ese proyecto pueda cobrar forma más adelante. Me llamó poderosamente la atención y lo cierto es que pensé en apuntarme, pero esa presión autoimpuesta no cuadra con mi forma de escribir. Creedme, llevo años intentando terminar una novela, revisando y cambiando una y mil veces partes de la historia, reescribiendo capítulos enteros… Creo que me lo tomo demasiado en serio.

No obstante, noviembre prácticamente acaba de empezar y, si os apetece, vosotros podéis sumaros al reto. ¡Estáis a tiempo!

¡En fin! No me extiendo más. Espero que disfrutéis de este domingo y de las siguientes líneas: Te quise ver.

¡Besos literarios!

LEER RELATO

Si supiera hablar la lluvia

Si supiera hablar la lluvia

Hacía muchísimo tiempo que no escribía un relato romántico. Raro, rarísimo en mí. Antaño no dejaba de redactarlos. Hoy vuelvo a la carga. Hoy, que llueve, hablamos precisamente de lluvia, pero sobre todo… de amor.

El siguiente relato es un recuerdo de la tormenta más bonita que he vivido. Una que ya dura cuatro años. Bendita lluvia. Que no acabe nunca.

Espero que os guste.

¡Nos leemos por Radhuk!

Read more

Acurrucada en tu espalda

Acurrucada en tu espalda

¿Sois de los que creéis que febrero es el mes del amor? Para mí son 28 días más (que me perdonen los años bisiestos) que tachar en el calendario. Sencillos, rutinarios. Normales. Aunque si nos paramos a pensarlo, ¿no resulta lo normal extraordinario? ¿No es bonito ingeniárselas para convertir un día como otro cualquiera en algo fuera de lo común? Sea como fuere, en Radhuk cualquier día del año se convierte en una buena ocasión para escribir sobre el amor. ¡Y hacía mucho tiempo que no redactaba un texto tan azucarado como el que tenéis a continuación!

Espero que os guste y que pronto volvamos a leernos 😉

¡Besos literarios!

PD: Al final de la entrada os dejo un par de piezas de piano que tenía de fondo mientras escribía el relato. No pueden gustarme más. ¡Cada vez que las escucho pienso que ojalá supiera tocar este instrumento!

Seguir leyendo

Lunas negras

Lunas Negras, Crónicas de Radhuk

¡Hola, viajeros!

¿Qué tal ha ido vuestro verano? Corto, supongo. Aunque yo estoy esperando que los termómetros nos den un pequeño respiro (coger el coche a 46º en el interior es horrible). Mi verano ha sido de los más especiales que he vivido. Eso sí, la vuelta a la rutina está siendo un retorno a la cruda (muy cruda) realidad. Y con la vuelta a la rutina regresan los relatos… Intensos, para qué engañaros.

¡En fin! Espero que disfrutéis del siguiente texto.

¡Nos leemos!

Besos literarios 🙂

Seguir leyendo